Blog de las andanzas montañeras de dos hermanos madrileños

Jon y Unai Cruces

GUIAS DE MONTAÑA TODOVERTICAL - V+

GUIAS DE MONTAÑA TODOVERTICAL - V+

AVISO IMPORTANTE

Tanto Patricia Lorenzo como Jonás Cruces son expertos en técnicas de escalada y alpinismo. Jonás Cruces es Guía de Alta Montaña.
Por eso desde aquí NO animamos a personas sin experiencia a realizar esta ni otras escaladas sin la supervisión y compañía de un Guía.
NI mucho menos con niños.

Videos de Jon

Loading...

WORLD VISITS

Sindicación

RSS Articles

Administrador

Las cumbres de Jon - diariovasco.com 28 Marzo 2008

Categoría: Alpinismo
Enviado: 20.03.2011 20:13

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL diarivasco.com el 28 Marzo 2008


Un niño madrileño de 6 años acaba de coronar su primer 'cuatromil' y acumula una vasta experiencia montañera.


Peñalara (2.428m), Almanzor (2.592m), Mulhacén (3.479m), Midi d'Ossau (2.886m), Naranjo de Bulnes (2.518m) y Toubkal (4.167m) son seis cimas de gran solera. Haber hollado sus cumbres es señal de poseer un prestigioso currículum. ¿Qué pensaría si le digo que un niño madrileño de seis años ha subido todas esas cimas? Ya sé que cuando ha llegado a esta página los ojos se le han ido a la foto que ilustra el texto. Y, claro, se habrá sorprendido. Igual que lo hicimos nosotros cuando nos enteramos de ello. Así las cosas, a sabiendas de la gran afición que existe en nuestro territorio por la montaña, DV ha hablado con los padres de Jon Cruces para conocer la historia de este joven madrileño.

«Lo que más me impresiona de Jon es la capacidad de cumbre que tiene, sabe que hay un punto al que hay que llegar», es lo primero que nos cuenta Jonás Cruces, su padre, guía e instructor de alta montaña, alpinismo y escalada, y especialista en seguridad de altura. Jon tiene la afición por la montaña casi desde su mismo nacimiento, no en vano con apenas tres años ya había ascendido el Peñalara, techo de la provincia de Madrid con 2.428 metros. Desde entonces, todas las nochebuenas repiten la ascensión en una costumbre que se ha convertido en una tradición familiar.

http://www.todovertical.com/fotos/almanzorn0003.jpg


Tras el éxito en el Peñalara vino el Moro Almanzor (2.592m), máxima altitud de la sierra de Gredos y el Sistema Central. «Jon ha sido el más joven en subir al Almanzor, tenía sólo cuatro años. Realizamos la ascensión en un puente del Pilar y el mérito es enorme; estamos hablando de diez horas de marcha», asegura Jonás, y añade que «su esfuerzo y espíritu de sacrificio es enorme. La montaña es un deporte muy duro, pero Jon no para de disfrutar».

En octubre de 2006, Jon logró ascender su primer tresmil. El éxito arribó en el Mulhacén (3.479m), primera cota de la península Ibérica. Emprendieron la ruta desde el río por el refugio de Poqueira y hollaron la cima bajo la sorpresa de los allí presentes. «Figúrate, cruzarte con un niño de cinco años en un tresmil. La cuestión es que los montañeros llegan bastante cansados a la cumbre, porque el Mulhacén te exige una marcha larga desde el refugio. Cuando veían a Jon, que apenas mostraba signos de cansancio, la gente se asombraba y quería hacerse fotos con él».


http://www.todovertical.com/fotos/pic_du_midi%20_d_ossau_sep070033.jpg


Seguimos conversando y en esta ocasión viajamos al Pirineo para conocer una nueva ascensión de este joven madrileño. El año pasado, con cinco años, escaló el Midi d'Ossau (2.886m), posiblemente la cima más atractiva de la cordillera pirenáica. «Éste ha sido el pico que más le ha costado ascender, no por el tramo de escalada que exige, que es más bien sencillo, sino por la pedrera final, que se le hizo larga. De todas maneras, le preguntamos en más de una ocasión si quería renunciar a la cima. Pero su respuesta fue negativa. De ahí la idea del concepto de cumbre que te citaba antes».

El Urriellu, su favorito

Tres meses antes del Midi, Jon ascendió una cima que le cautivó, como la mayoría que han pisado la cúspide del Naranjo de Bulnes (2.518m), conocido como Urriellu en Asturias. «Fue increíble. El Naranjo te obliga a una aproximación de tres horas y veíamos que Jon estaba con muchas ganas, pese a que el tiempo que tuvimos esos días no fue bueno. Pensamos en renunciar, pero Jon no quería darse la vuelta».

Escalaron el Naranjo por la cara sur, la más accesible, en compañía del experto Fernando Calvo. Y los tres quedaron satisfechos de la ascensión. Sobre todo Jon, que ya le está intentando persuadir a su padre para regresar al Urriellu.

http://www.todovertical.com/fotos/joncrucesnaranjodebulnesJUN070033.jpg


Jon ha ido superando diferentes metas, en las que ha mostrado una sorprendente capacidad de progresión. «La verdad es que cuenta con un físico apropiado para la montaña. Es alto y muy delgado, pero está fibroso. La cosa es que no se entrena; Jon parte con un nivel físico muy desarrollado. Pero, por encima de su capacidad de esfuerzo y sacrificio, nos cautiva su madurez. Entiende a la perfección el concepto de la montaña, quiere nuevos retos constantemente, él me los pide, y los afronta con una madurez envidiable», confiesa su padre.
Pero el colofón a esta brillante carrera montañera ha llegado esta Semana Santa, cuando Jon ha coronado el techo de Marruecos, su primer cuatromil: el Toubkal (4.167m). «En un principio no contábamos con que Jon ascendiera a la cumbre. Pero la verdad es que vimos que avanzaba adecuadamente hasta el refugio y el día del acceso a la cumbre tuvimos unas condiciones meteorológicas perfectas. Así que nos animamos, siempre contando con el beneplácito de Jon».

Tanto Jonás como Patricia Lorenzo, la madre de Jon, son expertos montañeros con una amplia experiencia. Por eso saben que a la hora de salir a la montaña la prudencia debe ser su guía. «Nosotros no animamos a personas sin experiencia a realizar éstas ni otras escaladas sin la supervisión y compañía de un guía. Y mucho menos, con niños», reza un mensaje de alerta en su blog (todovertical.com/jon_unai/), donde se relatan las andanzas montañeras de sus dos hijos, Jon y Unai. Éste último, de cuatro años, también viene pisando fuerte en la montaña. Jonás prosigue con los mensajes prudentes. «Siempre queremos suprimir todos los riesgos. Si algún día vemos que Jon está sufriendo o no quiere seguir, nos retiraremos. Le vemos disfrutar y queremos que siga siendo así, porque ante todo no olvidamos que es un niño. Nunca le hemos obligado a hacer cima; es un hobby para él».


www.diariovasco.com/20080328/deportes/mas-deportes/cumbres-20080328.html
Permalink

Las cumbres de Jon - 28 Marzo 2008

Categoría: Alpinismo
Enviado: 16.10.2009 09:00

Artículo aparecido en el diariovasco.com - El 28 Marzo 2008


Un niño madrileño de 6 años acaba de coronar su primer 'cuatromil' y acumula una vasta experiencia montañera.


Peñalara (2.428m), Almanzor (2.592m), Mulhacén (3.479m), Midi d'Ossau (2.886m), Naranjo de Bulnes (2.518m) y Toubkal (4.167m) son seis cimas de gran solera. Haber hollado sus cumbres es señal de poseer un prestigioso currículum. ¿Qué pensaría si le digo que un niño madrileño de seis años ha subido todas esas cimas? Ya sé que cuando ha llegado a esta página los ojos se le han ido a la foto que ilustra el texto. Y, claro, se habrá sorprendido. Igual que lo hicimos nosotros cuando nos enteramos de ello. Así las cosas, a sabiendas de la gran afición que existe en nuestro territorio por la montaña, DV ha hablado con los padres de Jon Cruces para conocer la historia de este joven madrileño.


http://www.todovertical.com/fotos/joncrucesnaranjodebulnesJUN070033.jpg


«Lo que más me impresiona de Jon es la capacidad de cumbre que tiene, sabe que hay un punto al que hay que llegar», es lo primero que nos cuenta Jonás Cruces, su padre, guía e instructor de alta montaña, alpinismo y escalada, y especialista en seguridad de altura. Jon tiene la afición por la montaña casi desde su mismo nacimiento, no en vano con apenas tres años ya había ascendido el Peñalara, techo de la provincia de Madrid con 2.428 metros. Desde entonces, todas las nochebuenas repiten la ascensión en una costumbre que se ha convertido en una tradición familiar.

Tras el éxito en el Peñalara vino el Moro Almanzor (2.592m), máxima altitud de la sierra de Gredos y el Sistema Central. «Jon ha sido el más joven en subir al Almanzor, tenía sólo cuatro años. Realizamos la ascensión en un puente del Pilar y el mérito es enorme; estamos hablando de diez horas de marcha», asegura Jonás, y añade que «su esfuerzo y espíritu de sacrificio es enorme. La montaña es un deporte muy duro, pero Jon no para de disfrutar».

http://www.todovertical.com/fotos/almanzorn0003.jpg


En octubre de 2006, Jon logró ascender su primer tresmil. El éxito arribó en el Mulhacén (3.479m), primera cota de la península Ibérica. Emprendieron la ruta desde el río por el refugio de Poqueira y hollaron la cima bajo la sorpresa de los allí presentes. «Figúrate, cruzarte con un niño de cinco años en un tresmil. La cuestión es que los montañeros llegan bastante cansados a la cumbre, porque el Mulhacén te exige una marcha larga desde el refugio. Cuando veían a Jon, que apenas mostraba signos de cansancio, la gente se asombraba y quería hacerse fotos con él».

Seguimos conversando y en esta ocasión viajamos al Pirineo para conocer una nueva ascensión de este joven madrileño. El año pasado, con cinco años, escaló el Midi d'Ossau (2.886m), posiblemente la cima más atractiva de la cordillera pirenáica. «Éste ha sido el pico que más le ha costado ascender, no por el tramo de escalada que exige, que es más bien sencillo, sino por la pedrera final, que se le hizo larga. De todas maneras, le preguntamos en más de una ocasión si quería renunciar a la cima. Pero su respuesta fue negativa. De ahí la idea del concepto de cumbre que te citaba antes».


http://www.todovertical.com/fotos/pic_du_midi%20_d_ossau_sep070033.jpg


El Urriellu, su favorito

Tres meses antes del Midi, Jon ascendió una cima que le cautivó, como la mayoría que han pisado la cúspide del Naranjo de Bulnes (2.518m), conocido como Urriellu en Asturias. «Fue increíble. El Naranjo te obliga a una aproximación de tres horas y veíamos que Jon estaba con muchas ganas, pese a que el tiempo que tuvimos esos días no fue bueno. Pensamos en renunciar, pero Jon no quería darse la vuelta».

Escalaron el Naranjo por la cara sur, la más accesible, en compañía del experto Fernando Calvo. Y los tres quedaron satisfechos de la ascensión. Sobre todo Jon, que ya le está intentando persuadir a su padre para regresar al Urriellu.

Jon ha ido superando diferentes metas, en las que ha mostrado una sorprendente capacidad de progresión. «La verdad es que cuenta con un físico apropiado para la montaña. Es alto y muy delgado, pero está fibroso. La cosa es que no se entrena; Jon parte con un nivel físico muy desarrollado. Pero, por encima de su capacidad de esfuerzo y sacrificio, nos cautiva su madurez. Entiende a la perfección el concepto de la montaña, quiere nuevos retos constantemente, él me los pide, y los afronta con una madurez envidiable», confiesa su padre.

Pero el colofón a esta brillante carrera montañera ha llegado esta Semana Santa, cuando Jon ha coronado el techo de Marruecos, su primer cuatromil: el Toubkal (4.167m). «En un principio no contábamos con que Jon ascendiera a la cumbre. Pero la verdad es que vimos que avanzaba adecuadamente hasta el refugio y el día del acceso a la cumbre tuvimos unas condiciones meteorológicas perfectas. Así que nos animamos, siempre contando con el beneplácito de Jon».

Tanto Jonás como Patricia Lorenzo, la madre de Jon, son expertos montañeros con una amplia experiencia. Por eso saben que a la hora de salir a la montaña la prudencia debe ser su guía. «Nosotros no animamos a personas sin experiencia a realizar éstas ni otras escaladas sin la supervisión y compañía de un guía. Y mucho menos, con niños», reza un mensaje de alerta en su blog (todovertical.com/jon_unai/), donde se relatan las andanzas montañeras de sus dos hijos, Jon y Unai. Éste último, de cuatro años, también viene pisando fuerte en la montaña. Jonás prosigue con los mensajes prudentes. «Siempre queremos suprimir todos los riesgos. Si algún día vemos que Jon está sufriendo o no quiere seguir, nos retiraremos. Le vemos disfrutar y queremos que siga siendo así, porque ante todo no olvidamos que es un niño. Nunca le hemos obligado a hacer cima; es un hobby para él».

www.diariovasco.com/20080328/deportes/mas-deportes/cumbres-20080328.html
Permalink
Powered by sBLOG XHTML 1.0 Strict PHP CSS
Powered by sBLOG © 2005 Servous